Viajar a Sevilla
×

Sociedad de Sevilla

Las características singulares de la gente de Sevilla.
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Los habitantes de Sevilla son agradables y con mucho arte. Un extranjero en la capital hispalense identifica a un sevillano a través de sus patillas hasta la barbilla y a una sevillana por sus trajes de gitana. Sin embargo, los prejuicios son una limitación para disfrutar de la amabilidad y gentileza de la hermosa ciudad.

Relaciones sociales

Hospitalidad

Cuando un turista llega a Sevilla no tiene que preocuparse por los datos móviles para situarse con Google Maps.
Basta preguntar, o simplemente poner cara de estar perdido, a cualquier sevillano y ellos se detendrán a resolver tus dudas, a pesar de llegar tarde a una cita, cambiar de ruta o de inventarse un idioma para atenderte.
Además, es común observar como la mayoría de pasajeros de un autobús avisan, al mismo tiempo, donde debe bajar a un extranjero.

En Sevilla, no se invita una cerveza sino una “cervecita” y si es Cruzcampo, mucho mejor.

Humor

Los sevillanos tienen un gran sentido del humor y se toman muchas cosas a la broma.
El buen sevillano se divierte contigo en frente de cualquier situación.
Sin embargo, si cuestionas su acento y está de mal genio puedes pasar un mal rato.

Pasión por la “cervecita”

Júntate con un sevillano a tomar una cervecita y volverás a casa con un par de chistes nuevos.
Ellos siempre estarán dispuestos a compartir un vaso de cerveza o un botellín, sobre todo si es Cruzcampo.
Recuerda que una inocente cerveza puede convertirse en una noche inolvidable porque a los sevillanos les gusta el enreo (embriagarse).

Jóvenes flamencas bailando sevillanas.

Celebraciones

La Feria y la Semana Santa son las festividades más representativas de Sevilla. Por eso, a las mujeres se les ve vestidas de flamencas por esas fechas. A una parte de la ciudad les apasiona estas fiestas, otra no la soporta, pero la gran mayoría aprecia el valor cultural y artístico de estos eventos.

Tiempo impredecible

En Sevilla, es difícil predecir el clima.
Las gafas de sol para la lluvia y las katiuskas (botas de goma) para el calor son imprescindibles para los sevillanos.
Sin embargo, te puede sorprender una tormenta a pleno sol o una noche fría mientras duermes con las ventanas abiertas.
Por ello, el sevillano ama al aire acondicionado e ignora los pronósticos del tiempo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*